¿Tienes alguna pregunta?
998 291 7779
info@ypsicologocancun.com.mx

La depresión es una afección que afecta a personas de toda edad, condición económica y social y género. Afecta la salud tanto mental como física del individuo que la padece.

Cualquiera puede tener depresión y resulta muy importante que tanto él como los que le rodean estén conscientes de que no es su culpa. Los niños y adolescentes que están deprimidos pueden tener síntomas distintos a los que tienen los adultos afectados por depresión de tipo clínico.

Los niños más pequeños que están deprimidos pueden experimentar uno o más de los siguientes síntomas:

  • Falta de apetito, acompañada o no de pérdida de peso.
  • Sentirse triste o sin esperanza.
  • No disfrutar del juego tanto como de costumbre.
  • Preocuparse más de lo normal.

Por su parte, los niños de más edad que están deprimidos pueden:

  • Estar ansiosos o tener problemas para concentrarse.
  • Enojarse y comportarse mal o perder los estribos con más frecuencia.
  • Tener cambios en el apetito (comer más o menos de lo habitual).
  • No querer ir a la escuela o a otras actividades sociales.
  • Quejarse de sentirse mal con frecuencia.
  • Muestran inseguridad o sienten que no pueden hacer nada bien.

Los jóvenes pueden estar deprimidos por muchas razones. La genética, las condiciones de salud y los acontecimientos de la vida pueden ser factores desencadenantes. A continuación se presentan otras posibles razones para la depresión en niños y adolescentes.

  • Su familia se traslada a un nuevo lugar para vivir.
  • Tiene que cambiarse a una nueva escuela.
  • Una mascota, un amigo o un miembro de la familia muere.
  • Alguien en su familia está muy enfermo.
  • Experimenta intimidación o una forma de abuso.
  • Tiene de problemas de conducta, como trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).
  • O sus padres se separan

 

¿Cuándo ver al psicólogo?

Si observa síntomas durante 2 o más semanas, podría significar que su hijo está deprimido. Su médico puede hacer un examen y referir  a su hijo a un especialista, que puede ser  un consejero, terapeuta, psicólogo o inclusive un psiquiatra.

Su hijo puede hablar con ellos acerca de qué y cómo se siente, aunque también existe la opción de la terapia familiar, puede ayudar a todos los integrantes de su familia.

En la mayor parte de los jóvenes la terapia puede ser suficiente para tratar la depresión, aunque en otros casos se requerirá del auxilio de medicamentos. Es importante que comunique al especialista si piensa que su niño o adolescente tiene pensamientos suicidas.

Preguntas para hacerle a su médico;

  • ¿Cómo puedo saber si mi niño o adolescente está deprimido?
  • ¿Qué puedo hacer para ayudar a prevenir la depresión?
  • ¿Qué tipos de medicamentos ayudan a tratar la depresión en niños y adolescentes?
  • ¿Cuáles son sus efectos secundarios?
  • ¿Me puede recomendar un grupo de apoyo para mi niño o adolescente que está deprimido?

 

Lo más importante es acercase al especialista para empezar a trabajar con la situación para así ofrecer a su hijo una vida más sana en su niñez para que logre ser un adulto feliz.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]